lunes, 23 de octubre de 2017

Kansai - Japón

Siempre pensé que planear un viaje a Japón seria lo mas emocionante que haría, pero la verdad es que la realidad me golpeo en la cara y ha sido el viaje mas estresante que he tenido.
No es primera vez que iba Asia, se que es un viaje largo y cansador pero los  vuelos que tomé me dejaron de verdad mal!
Pero iba a Japón, no quería que nada me arruinara el viaje.


Dormí una noche en el aeropuerto de Frankfurt, Alemania, al tomar el vuelo a Osaka se retraso cinco horas,cinco horas que estuve sentada en un avión sin que nos dejaran bajar. Lo peor!
Con mas de cinco horas de atraso POR FIN estábamos en Japón con mucho Jet lag y cansados por el viaje eterno, tanto que lo único que quería era llegar al hotel y descansar.

Día 1: Osaka, ciudad de las estaciones laberinto

Después de un viaje infinito desde Viena, por fin llegamos a Kansai. El aeropuerto era pequeñito y muy fácil de transitar por el, salimos a comprar los tickets para el tren e ir a la ciudad.  
Ya me había advertido un amigo japones que el metro de Osaka era un desastre, pero nunca pensé que TANTO! Al llegar a una de las estaciones centrales de Osaka, Namba, pensé que seria fácil llegar con el mapa que teníamos, pero NO! al salir del tren nos encontramos con una estación más grande que el aeropuerto, con muchas indicaciones de lineas que no salían en el mapa, además de millones de salidas. Intentamos preguntar pero nadie hablaba mucho ingles, en mi misero japones y un diccionario en la mano, intente preguntar y todos nos daban diferentes indicaciones, les advierto a los amigos otakus que tengo que si quieren ir a japón prepárense para sentirse perdidos, porque el kawaii y sugoi no sirven!
Después de estar perdidos más de una hora logramos llegar al hotel, descansar y planear el día siguiente, había que conocer mas la ciudad por arriba, porque la subterránea ya la habíamos recorrido casi entera.

Día 2: La maravillosa comida de Kansai

Primer día real del viaje, pudimos conocer un poco más de la ciudad, sobretodo de el barrio donde nos estábamos quedando, a la salida de Osaka cerca de Nara, bastante residencial, con millones de  bicicletas y pequeñitos puestos de comida y decidimos comer en uno, no sabíamos que pedir pero había una especialidad de la casa Takoyaki, antes de este viaje jamas escuche hablar de estas bolitas rellenas de pulpo, después me entere que es una especialidad de la región de Kansai, ese era el primer acercamiento a la comida de esta región, en la que se come muy bien y mucho.  Llegamos a la ciudad indicada!
Mito, Osaka
Takoyaki
puesto de comida
La tienda de obento

Pero además de disfrutar la comida, debíamos cumplir con los deberes que nos habían llevado a
Japón, el Final Stage de la Competencia. Viajamos a Kobe, por suerte nuestro sentido de la ubicación había mejorado, nos hicimos mas amigos del metro y con ayuda de Google Maps todo funciono bien.
Después de tocar fuimos en busca de mas comida y nos encontramos con un típico restaurant de Ramen, yo probé el Tamago Ramen (Ramen de huevo) por fin ramen de verdad.
No se tomar los palitos
Aunque ya estábamos muy cansados, por la noche nos fuimos a recorrer Shinsekai, el barrio rojo de Osaka, leí por ahí que este barrio tiene mala reputación, esto porque después de la guerra fue uno de los más pobres y peligroso de Japón, pero aún así sigue siendo muy turístico y representativo por la torre Tsutenkaku.
noche en Shinsekai
En el barrio hay restaurantes por todos lados, un estacionamiento de Hello kitty, maquinitas de juegos para atrapar peluches y esas casetas para sacar fotos de esas marcianas que a los jóvenes japoneses tanto les gusta, y yo estaba loca por tener una.
Tsutenkaku
Maquinas de juego
Fotos marcianas en Osaka
Después de mucho juego y paseos por el barrio, fuimos a comer Sushi, the real Sushi .
Al principio pensé que ocho piezas era muy poco, ,pero cuando llego agradeci no haber pedido más, por que las piezas de sushi son muy grandes, lo acompañamos con sake caliente.
El sushi de verdad es solo pescado, arroz y wasabi, muy picante  no palta, no queso filadelfia, no frito como el Chilean Sushi.
Aunque debo aceptar que aunque me gusto el suhi de verdad, me quedo con el que vende el chino en la esquina de mi casa.
Restaurant de sushi

Día 3: El verdadero Japón 

El resto de los días en Osaka nos quedamos con un Japones muy buena onda que conocimos por  Couchsurfing, Shinya, el más Latino de los Japoneses, que incluso habla español.
Nos fuimos al otro extremo de Osaka, cerca de Kyoto.
Muchas veces al visitar un país como turista nunca conocemos realmente la cultura, el día a día de los japoneses, pero tuvimos la suerte de encontrarnos con el, que nos recibio muy muy MUY bien y es que así se conoce de verdad un país por su gente.
casa de Shinya
Este día nos fuimos los tres a Kyoto una ciudad que nos recomendaron muchos Japoneses, a pesar que llovía mucho y hacia frío cosa extraña en Japón por esos días nos fuimos igual.
Paseamos la mayor parte del tiempo por Higashiyama el distrito histórico de Kyoto hasta llegar a un templo. Estas callejuelas llenas de comercio es lo que mas gusto del viaje, habían muchas tiendas de dulces tradicionales japoneses, mascaras de festividades, de esas flores para el pelo (Kanzashis) entre un montón de cosas más. Mis tiendas favoritas fueron principalmente dos: Una de Studio Ghibli camuflada por ahí y una tienda solo con objetos de gatos, nada mas que gatos el paraíso!
Templo Budista
Calles de Higashiyama
tienda de gatitos
dulces maravillosos
Tienda Studio Ghibli
Totoro en Kyoto

Además de solo comercio en Kyoto fuimos a algunos templos, pero no pudimos recorrerlos todos, primero porque ya era tarde y llovía y ademas hay tantos que necesitaríamos meses para recorrerlos todos. El mas importante fue Fushimi Inari taisha, templo sintoista al Dios Inari. Pasear por los miles de torii esas puertas rojas, una tras otra por un camino de cuatro kilómetros, ademas de las figuras de Kitsune, el zorro mensajero de este Dios, es sin duda una de las experiencias mas lindas.

Kyoto es una de esas ciudades que son una puerta a los lugares idealizados, al menos el mio, se necesita mas que una visita turística para conocerla, así que aquí me prometo volver para recorrer una y otra vez por sus calles.
Templo Fushimi Inari taisha

Día 4: El día perdido por la Katana de mi hermano

El peor día del viaje fue cuando a mi hermano se le ocurrió creerse un Samurái y buscar una Katana, perder todo el día con un pianista con complejos de guerrero japones.
Lo bueno, fuimos otra vez a Kyoto.

Día 5: Perdidos en Namba en busca del Glico Man

Después de un ocupado día de conciertos, cenas cordiales y esas cosas de adultos, nos fuimos a Namba, una de las estaciones de metro laberinto, pero ya eramos amigos del territorio subsuelo así que no nos preocupamos, PERO! no pensamos que si abajo era difícil lleno de indicaciones, arriba seria aún peor, y como siempre nos perdimos entre un montón de calles con maquinas de juegos, tiendas y restaurantes.
Yo solo iba en busca del Glico man para mi una imagen super típica de Osaka, pero después de caminar mucho nunca lo encontramos, nos dimos por vencido con la esperanza de volver al día siguiente ahora lo que solo queríamos encontrar era una estación de metro para volver a la casa, pero ahí se nos apareció el "mono" azul con los brazos arriba como celebrando el encuentro. Me podía ir tranquila, ya tenia mi foto típica en Osaka.
Glico man de fondo
Namba

Día 6: Amor a primera vista en Shinsaibashi

Antes de viajar me mentalice para no comprar cosas innecesarias, incluso lleve solo una maleta de mano así no podía traerme Japón en la maleta, ademas de un dolor en mi billetera y cargo de conciencia, pero ahí estaba....la tienda mas maravillosa Daiso de verdad fue amor a primera vista, casi toda la tienda a 100 yen, este tipo de tiendas siempre me decepcionan un poco pero esta lleno todas mis expectativas, eran pisos y pisos de todo tipo de cosas maravillosas. Al final termine comprando la mitad de la tienda, ademas de otro bolso para poder llevar todo lo que había comprado.
Le fui infiel a mis pensamientos.
Daiso

Día 7: Compras en Osaka - Bienvenido a la familia"Ibaraki"

Este seria unos de los últimos días en Japón, así que teníamos que aprovechar al máximo, pasamos todo el día en el centro de Osaka, visitamos otra vez al Glico man, paseamos por la rivera de Dotombori, comimos carne de Wagyu las vacas de Kobe, son criadas en un entorno muy armónico, con música clásica yo seria una vaca muy armónica ahahahhaa! e incluso masajes, y la verdad que el sabor y texturas de verdad son diferentes.
Wagyu tempura
Pan de Melón

Ademas de comida caminamos mucho por varias calles en Namba donde en puestos callejeros recolecte muchos pequeños recuerdos e intentos de conversaciones con artistas maravillosos, entre ellos una joven que hacia estampas muy lindas, un señor que pintaba a mano con lapices de colores paisajes de japón y dos señores que trabajaban con hojas bambú que ademas me regalaron un grillo.
Dibujo pintado con lapices de colores

Después nos fuimos a Umeda a uno de los mall, vi productos tecnológicos que en mi vida me imaginaba, esta parte del paseo la disfrutó mucho mas mi hermano, yo me quedo con la parte de librería del mall, donde por fin encontré los colores de Mildliner que me faltaban.
Además de estar loca con las cosas de papelería, estuve a punto de compararme un disfraz de Sailor Mars, pero preferí llenarme de cosas pequeñas, además que mi hermano me dijo que si me lo compraba me lo tenia que llevar puesto en el viaje hasta Viena, pero quizás la policía no me iba a dejar entrar, aunque luchara en nombre del amor y la justicia. Pucha!
Para pasar las penas del sueño frustado de ser una Sailor Scout mi hermano me regalo a Ibaraki, el Akita gordo mas juzgador, que ahora esta en casa instalado, dispuesto a juzgar a todo el mundo.
Sección de Papelería
Compras
Y mas compras
Ibaraki en Dotombori


Día 8: Una noche en Umeda

La noche anterior al vuelo la pasamos en Umeda esperando el bus para irnos al aeropuerto, esto por que mi hermano tenia en vuelo muy temprano y decidimos irnos juntos.
Pasamos hasta las tres de la mañana en uno de los barrios nocturnos de Osaka.
Siempre he tenido la impresión que los asiáticos no son muy tolerantes al alcohol, no se que tan verdad sea, pero cuando llegamos a Umeda ya a las doce de la noche había gente vomitando.
Otra cosa que me llamo mucho la atención fueron los ciber-cafe, están abiertos 24/7 tiene cama, duchas, salas de estar, la perdición para todos los Gamer. Ademas de los bares y ciber había un centro comercial abierto, Don Quijote había de todo! desde maquillaje de Sailor Moon hasta una sección de juguetes para adultos que a mi parecer mas que eróticos eran muy chistosos.

Extra: "No, no soy Japonesa ni mezcla"

Siempre, desde que tengo memoria me dicen que parezco asiática, no se de que país específicamente, pero cuando viajo siempre lo tengo que aclarar y cuando me hablan en cualquier idioma Asiático siempre digo: "sorry i don't understand" pasó en China, pasó en Tailandia y obvio pasó en Japón, pero  esta vez fue mucho!!
En el avión a todos los extranjeros le pasaron dos papeles uno de inmigración y otro de declaración de equipaje, a mi me pasaron solo el de declaración de equipaje y mas encima EN JAPONES! Después me hablaban en japones y solo se daban cuenta después de ver mi cara de "no entiendo", otras veces me preguntaron: Natalia San eres mezcla con japones? Estas segura que en tu familia no hay japoneses? o cuando un señor se acerco para la que tradujera del japones al ingles, pero ya para ese entonces ya me había aprendido la palabra clave en japones "Wakararimasen" "No entiendo" y sus caras de confusión eran lo mejor! ahahahhahaha!

Solo me queda decir que Japón es uno de los países mas fascinantes, su idioma, su comida, su gente, su cultura, todo me conquisto, y a pesar que fue un viaje muy cansador, debo volver.

またねJapón

2 comentarios:

  1. Ohh... que hermoso todo, me enamoré de las fotos. Mi sueño (como el de cualquier otaku friki) es viajar a Japón, y leer tu experiencia y saber que eres chilena como yo, me anima aún más haha me encantó tu entrada, y tmb el que hayas sido realista, normalmente solo se escuchan cosas buenas cuando narran un viaje soñado! Saludos linda, ten una buena semana <3

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Pues la verdad no sé como llegué aquí, pero me llamo mucho la atención e te posteo y debí entrar.
    ¿Por que tantas horas de espera en el avión, qué paso?.. yo estoy planeando mi primer viaje a europa y también me siento desbordada en la planificación, espero que valga la pena todo este estrés.

    Las fotos están muy buenas!! Creo que lo más rico de Japón deben ser los templos, es por lo único por lo que yo iría. La comida no tanto, peor puede ser el segundo must haha.

    Te sigo ya mismo xq me gusto el blog.
    Un beso linda y gracias por compartirnos este viaje.

    ResponderEliminar